miércoles, 22 de diciembre de 2010

Receta de Navidad


Aclaro: de la foto solo son míos los arreglos. Ni idea de dónde la cogí pero mona, me parece muy mona. Le había puesto unas pintitas moraditas a las flores pero parecía que tenían el sarampión y se las he quitado.

Como en Navidad hay que cocinar y mi receta de trufas ya os la di el año pasado, ahí os dejo otra, que ustedes se lo guisen bien. Por cierto, menos mal que llega la Navidad y con ella las vacaciones porque creía que no llegaba viva a diciembre (bueno, estoy exagerando un poco, todavía puedo escribir).

Os quiero........felicitar:


Besos, abrazos,
palabras de amor.
Risas a raudales,
latir de corazones.
Rojo, fuego, pasión, vida.

Más besos, más abrazos.
Azúcar, chocolate, ternura.
Inocencia, ilusión, alegría.

Caramelos de plata, fruta batida.
Sabores, olores, escarcha colorida.

Melodías de cuentos, guirnaldas con destellos,
blanco de nieve, frío de invierno.
Paz, serenidad, harmonía.

Cambia el orden, mézclalo todo:
besa, abraza, late, vive.

Feliz Navidad.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Gotas de lluvia

Agosto de 2010. El calor de los últimos días había hecho el aire irrespirable. Me coloqué la pinza en el pelo y me dispuse a poner un poco de orden en aquella casa. Me gusta volver a aquella paz de olores: a aire de pino, a tierra de caminos. El día se había levantado mohíno y caprichoso, ahora nubes, ahora lluvia, ahora sol... Un día de bochorno veraniego solo medianamente sofocado por breves chaparrones que hacían que el suelo desprendiera un calor húmedo, creando una atmósfera aún más pesada y densa.


La naturaleza -tan repetitiva- y sus fragancias, tan intensamente constantes, me hicieron evocar ciertos días de verano de mi adolescencia. Los días de tormenta tenían un talante especial, nos alborotaban y alteraban la rutina de baños, juegos y pasatiempos. Así, paseábamos, subíamos al monte, escuchabamos y compartíamos la música que nos gustaba y, sobre todo, hablábamos formando un corro.


Me hallaba sumida en esos pensamientos cuando comenzó una fuerte lluvia. Los pequeños grupos que habitualmente se forman alrededor de la piscina desparecieron en un santiamén. Sillas, toallas y cestos con mil cosas fueron tomados con la celeridad que imponía la fuerza del agua al caer. Había prisa por alcanzar un lugar cubierto, como si quedarse bajo la lluvia fuera algo atípico o quebrantara alguna norma. Contemplaba ese espectáculo mientras tendía la colada en la terraza, donde gotas completamente llenas alcanzaban el interior y, sin miramientos, se estampaban atrevidas contra la ropa tendida y contra mi piel. Me quede quieta un momento, sin reaccionar. Respiré y saboreé el olor a tierra mojada, tan arrebatadora a los sentidos. El lugar había quedado desierto. De repente quise estar allí fuera, sola, no me lo quería perder. Me sentí tentada de saltar la barandilla, como tantas veces había hecho, como tantas veces había visto hacer. Era tan fácil, un pie en una tabla, media vuelta, otro pie en la otra, un salto por encima de las hortensias y listo. Me reprimí, saldría caminando.


No había nadie cuando llegué. Los árboles y el césped lucían un verde vivo y luminoso, decorado aún por transparentes gotas de lluvia, reacias a desaparecer. El sol asomaba otra vez. El tiempo se había parado. Deprisa, solté los trastos, me quité la ropa y me lancé al agua. Me quedé dentro un buen rato hasta que percibí que el frío comenzaba a romper el hechizo. Salí sonriendo. Mientras caminaba hacia la toalla anticipaba esos primeros instantes tras el baño, cuando el frío y el calor se confunden en una mezcla armónica de sensaciones, cuando el sol tiende su cálido velo sobre la piel, cuando se respira un silencio sin intrusiones...




jueves, 22 de julio de 2010

¿El huevo o la gallina?

Which came first, the chicken or the egg? Se acabó el dilema. Ya no ha lugar para la duda, primero fue la gallina, después el huevo.¡Menudo bombazo!

A esta conclusión han llegado el Dr. Colin Freeman, de la universidad de Sheffield y otros colegas de la universidad de Warwick, que han dado solución al interrogante (conundrum). Su argumento se basa en la existencia de una proteína, probablemente ovocledina-17 en español (ovocledin-17 in English, OC-17 for short), responsable de la formación de la cáscara, que sólo se encuentra en la gallina, ¡ja!, y no en el huevo, lo que consideran evidencia científica más que suficiente a favor de la gallina.

Aún se desconoce si el alcance del descubrimiento conducirá a la desaparición de expresiones firmemente arraigadas en el lenguaje popular del nivel “por huevos”, “mandan huevos” “y un huevo", "no hay huevos"… por mencionar solo unas pocas... tampoco es que haya que darle mayor importancia al huevo a partir de ahora.

No faltan los escépticos, que entienden que de este hallazgo no se puede alcanzar tal conclusión y se niegan a que la eterna discusión entre teorías evolucionistas y religiosas llegue a su fin. Otros, sin embargo, dan por zanjado el asunto y ya dirigen la atención hacia la solución de otros dilemas de similar trascendencia y antigüedad, como por ejemplo: Why did the chicken cross the road? (¿Por qué cruzó el pollo la calle?)


La pregunta, formulada por primera vez en la revista neoyorquina The Knickerbocker (Pantalón bombacho) en 1847, ofreció la primera respuesta: porque quería llegar al otro lado, y desde entonces ha suscitado un gran número de respuestas, sin que ninguna sea del agrado de todos. Veamos algunas. Cito:

Darwin: It was the logical next step after coming down from the trees.
(El paso lógico después de bajar de los árboles)

Epicurus: For fun. (por diversión)

Albert Einstein: Whether the chicken crossed the road or the road crossed the chicken depends upon your frame of reference.
(Si el pollo cruzó la calle o la calle cruzó al pollo depende del marco de referencia)

Hamlet: That is not the question. (Esa no es la cuestión)

Caesar: To come, to see, to conquer. (Para llegar, ver y conquistar)

Bob Dylan: How many roads must one chicken cross? (¿Cuántas calles debe cruzar un pollo?)

Sigmund Freud: The chicken was obviously female and obviously interpreted the pole on which the crosswalk sign was mounted as a phallic symbol of which she was envious, selbstverstaendlich.
(El pollo era obviamente hembra y, obviamente, interpretó el mástil que sujetaba la señal del paso de peatones como un símblo fálico del cual sentía envidia, selbstverstaendlich)

Groucho Marx:
Chicken? What's all this talk about chicken? Why, I had an uncle who thought he was a chicken. My aunt almost divorced him, but we needed the eggs.
(¿Pollo? ¿Qué pasa con el pollo? ¿Por qué? Yo tuve un tío que pensaba que era un pollo. Mi tía casi se divorcia de él pero necesitábamos los huevos)

Karl Marx
: To escape the bourgeois middle-class struggle. (Para escapar de la burguesa lucha de clases)

Newton: Chickens at rest tend to stay at rest. Chickens in motion tend to cross the road.
(Los pollos en reposo tienden a estar en reposo. Los pollos en movimiento tienden a cruzar la calle)

Nota: He hecho traducción porque no encuentro la plantilla plagio, debo de tenerla muy bien guardadita.

sábado, 12 de junio de 2010

De profesora de inglés a vendedora por catálogo

Podría decirse que todo comenzó con la crisis, con el recorte presupuestario de los salarios de los funcionarios. No nos merecemos lo que ganamos, somos los eternos ventanilleros con sueldo fijo a quien no va a faltar el tarugo de pan a fin de mes, unos privilegiados de la sociedad. Lo asumo, me creo que el país esté en la ruina, me lo creo de verdad, aunque reconocerlo haya llevado una eternidad. Asumo mi parte de sueldo aunque no de culpa. Lo asumo, aunque la Administración pague tarde y mal y de tanto en tanto sea necesario solicitar lo que pacta y no cumple, aunque no esté de acuerdo con las soluciones unilaterales donde unos se aprietan el cinturón como consecuencia de que otros se hayan forrado, aunque el ladrillo se cotizara a precio de oro y nos diéramos cuenta incluso los de abajo sin que quisieran verlo ni los lo arriba ni los expertos en economía.

Existen, sin embargo, otros males, también de funcionario, que complementan y matizan lo anterior. Dicen que a perro flaco todo se le vuelven pulgas, tal es el caso de aquellos que entramos en la categoría funcionario-a/profesor-a de Inglés en la CAM. Estos males tienen un origen anterior, se remontan al bilingüismo y se concretan en la duda, no razonable, sobre nuestro quehacer profesional hasta el punto de tocar directamente nuestra dignidad docente.

Según la ORDEN 2852/2010, de 21 de mayo (BOCM de 4 de junio) debemos pasar una prueba de inglés para impartir el curriculum de Inglés avanzado en las secciones bilingües de los institutos bilingües de la Comunidad de Madrid. Es decir, somos competentes para formar parte de los tribunales de oposición de Enseñanza Secundaria y evaluar la capacidad de los candidatos que se presentan a la especialidad de Inglés, también somos competentes y conformamos los tribunales de Habilitación Lingüística para evaluar la competencia en lengua inglesa de colegas de otras especialidades que impartirán su materia en inglés en centros bilingües pero,en el momento actual, no somos competentes para impartir el curriculum de Inglés avanzado de los alumnos de 1º de la ESO, eso no. Es más, no hay forma de renunciar si te nombran miembro de Tribunal de Oposición, ni de declararte incompetente para tal cometido, lo cual podría ser perfectamente razonable.

Así que cuando te proponen algo que ya no tiene el significado único y claro que acostumbraba a tener te quedas descolocada: ¿pero tú lo que planteas es que examine yo o que me examine yo para dar 1º de la ESO?

Creo que hay muchas de formas de evaluar la competencia profesional de los docentes, de todos, y considero que es un deber del sistema educativo hacerlo. En su momento pasamos una oposición. Los que hemos hecho cursos específicos del programa bilingüe recientemente, ya deberíamos estar evaluados - si la Administración se creyera lo que compra. El contenido de los cursos, en teoría, incluye el desarrollo de todas las destrezas de la lengua inglesa. Si no sirven , habrá que plantearse el porqué y qué razones o intereses subyacen al hecho de que se sigan contratando. Curiosamente, y a diferencia de lo esperable, no tienen ninguna orientación hacia la implementación del nuevo currículum en el aula. Tampoco se atienden las demandas del profesorado, centradas en necesidades reales, lo contratado es inamovible y el desencanto generalizado, no somos tontos. Sin embargo, sí dimos cuenta de nuestro saber y quehacer y pasamos una evaluación de la que nunca se nos informó. Ésa es mi experiencia.

Actitudes como ésta cuestionan directamente nuestra credibilidad y competencia profesional al tiempo que contribuyen a proyectar, dentro y fuera, una imagen distorsionada del profesorado que imparte esta disciplina.

Esta situación preludia el inicio de profesores de primera y de segunda, centros de primera y de segunda, amortizaciones y desplazamientos de profesorado que tiene su plaza definitiva en un centro y muchas tensiones añadidas a las ya existentes en los Departamentos. Divide y vencerás, esa es la clave.

No importa, siempre hay alternativas, el profesorado de inglés, habida cuenta de que le bajan el sueldo y de que no es competente para enseñar inglés, ya ha empezado a movilizarse y ha optado por una postura optimista e innovadora en el sector, aunque no muy creativa, la verdad. Sabemos que no valemos para electricistas, sabemos que tampoco valemos para fontaneros, ni para pintores (de brocha), pero sabemos vender, la venta por catálogo es nuestra baza.
Queremos promocionarnos con We want to sell it. Yes, we sell, aprovechando el tirón mediático de la incorrección gramatical con que la CAM ha promocionado su Programa de Bilingüe :We want to learn another language. Yes, we want. La movilidad de centro a centro puede incluso favorecer la entrega directa del artículo en el domicilio. Además, de cara a Europa la Administración siempre puede decir que si nuestro inglés es malo es porque el profesorado lo compagina con la venta por catálogo.

Reconozco que, de momento, las mujeres estamos más animadas que los hombres. A ellos les cuesta más asumir este doble rol laboral, pero hay que dar tiempo al tiempo Por mi parte, me considero muy afortunada porque tengo la posibilidad y la suerte de promocionar los artículos en mi propio blog, que para eso hice un curso. Ahora que lo pienso, tengo mucha, mucha suerte porque he sabido prever lo nunca visto, y me reafirmo en aquello de que todo sirve para algo.

Os presento algunos de los artículos del catálogo tal y como me lo han enviado a mí, poco a poco iremos mejorándolo, si cabe.






















Siento que el catálogo esté en castellano, la versión bilingüe está todavía en preparación, tened en cuenta que no damos el nivel de 1º ESO, pero nos vamos a reunir todos los lunes.

martes, 20 de abril de 2010

Morning Rituals



It was a day like many others. Karen looked at herself in the mirror -a dark brown one matching the cupboard on her right- and wondered what mirrors were meant for. Obviously you can explore the wrinkles in your face, in fact, anybody can do that, but what about the thoughts hiding behind? Mirrors were something to look at yourself in, but just the outside part, deep inside behind those wrinkles would be quite different.


That mirror had witnessed changes in her through the years, had witnessed those external changes which, little by little, had made her become the person she was that day. She thought of the people around her, her friends and relatives, and their own changes, they were all walking together along the path of time.


Inner changes had also taken place but she didn't know to what extent she was conscious of them. Could thoughts and feelings be discerned from the way a person looked? It didn´t really matter. That brought the thought of Carol to her mind. As they were walking together just a few days before she said that women tend to feel better with themselves with the passing of the years. Could be.

She turned round to look at her hair using the mirror hanging on the bathroom door and checked that it was completely dry. She was ready.


Once she had taken the stuff she would need that morning she locked the front door. When she was in the car she felt the warmth of a sunny day and smiled when the music started to play; she wasn´t going far, in fact it would take just four of five songs to get there.


No puedo terminar sin dejar algunos deberes: cantar Acueirio con Raphael.

Si él puede, tú también. Pasad del texto de arriba pero no os perdáis la canción. Vale la pena.


viernes, 26 de marzo de 2010

Plagio


Dudé mucho si ir a clase o no, me daba pereza, no iba a provechar la tarde. Conduje hasta la estación de Metro más cercana. Imposible aparcar, si me alejaba más tendría que andar durante unos minutos y llegaría tarde. Pensé en quedarme en la biblioteca, estaba al lado. No, no llevaba nada que pudiera usar allí, lo había dejado en casa. Finalmente decidí que me convendría ir, iban a hablar sobre una práctica.

Llegué tarde, me perdí los comentarios iniciales. Al cabo de unos minutos, cuando ya estaba ubicada, pregunté unas dudas sobre un apartado que ya se había comentado. Seguidamente mi compañera de al lado me hizo una pregunta y, mientras le contestaba muy bajito, escuché que alguien mencionaba algo relacionado con boli azul. Pensé que no tenía la menor importancia, que no iba conmigo.

-La gente pregunta cosas raras, raras, algún chascarrillo que está contando, me dije, desconecto.


La profesora es muy amena dando clase, utiliza mucho el lenguaje corporal y no escatima ejemplos para ilustrar lo que dice. Como cuando contó aquello de que el café despeja bastante cuando tienes que estudiar por la noche, pero claro, no a todo el mundo le sienta bien. Ella, sin ir más lejos, encontró razones de peso para dejarlo. El café solo le gusta si moja magdalenas, así que estudiar de noche le engordaba -lo dice mientras simula tener un vaso en la mano izquierda y con la derecha hace como si introdujera algo en él una y otra vez.

O aquella otra, que me hizo removerme en mi asiento, en que comentó que los cirujanos suelen ser muy altos y los neurocirujanos aún más. Esto se lo había contado un amigo en una ocasión en que se encontraban en un hospital. Por lo visto hay estudios al respecto. Parece ser que la naturaleza es sabia y cuando dota de gran inteligencia a una persona también lo hace con su físico. En la clase siguiente matizó: no necesariamente, para tranquilidad nuestra.


Volviendo a lo anterior, había dos direcciones de correo electrónico en la pizarra. Estaba anotándolas cuando la profesora dijo que la práctica se podía enviar por correo ordinario o entregársela a ella personalmente.

-O por correo electrónico, dije yo terminando de escribir.

-Que yo sepa, de momento no es posible enviar por correo electrónico ningún texto escrito a mano y, además, con boli azul, contestó con tono divertido. Quedaba claro lo del boli.

Fue uno de esos momentos en que el impacto te deja mudo, que lo único que cabe ante una aseveración semejante es formular una nueva pregunta para cerciorarte de que la percepción no te está jugando una mala pasada.

-¿Quieres decir que tenemos que escribir la práctica de puño y letra, dije incrédula.

Asintió con la cabeza.

Necesitaba ganar tiempo en mi mente, no sabía para qué

-¿Quieres decir que en el siglo XXI, en plena era tecnológica, una universidad pide a sus alumnos que entreguen una práctica manuscrita? ¿Y esos dos correos electrónicos?

-Tú me la envías por correo electrónico, yo te la corrijo y una vez corregida la escribes a mano y la entregas. (-Y tú la tiras a la basura ,me contuve)

- ¿Pero por qué?

-La gente copia las prácticas, así que el Equipo Docente ha decidido que mientras las escriben, aprenden.

Todavía no me lo creía. Intenté buscar otras posibles razones subyacentes: podría tratarse de una broma suya, podría ser la idea de algún profesor lumbrera, una venganza contra la misma profesora o un intento de impulsar la industria del boli -el azul- en tiempos de crisis.

Tampoco tenía claro si me extrañaba más lo que acabada de oír o el hecho de que no se produjera ninguna otra intervención que respaldara mi queja, así que empecé a asumirlo. No me constaba haber escrito ningún trabajo a mano desde mi época de EGB. Sí es verdad que intercambio correspondencia tradicional con una amiga inglesa. Salvo eso y alguna que otra cuestión menor relacionada con mi trabajo, el teclado hace tiempo que ha sustituido al boli.

El término copiar empezaba a adquirir un significado que se escapaba a mi entendimiento y se extendía sin control de un ámbito a otro. De buenas a primeras nos acabábamos de convertir en presuntos culpables con castigo impuesto.

Los pensamientos venían uno tras otro a mi mente demandando atención. No sabía por cual empezar. Evitando ponerme a la altura de la riqueza de vocabulario de la presidenta de la Comunidad de Madrid me dije: pintan bastos, sé práctica.


No tenía pensado hacer trampa pero si para evitar que copiáramos (cheating) me iban a hacer trabajar el doble, no me iba a quedar de brazos cruzados. Enseguida me vino a la mente un trabajo de hace dos años. No sería difícil encontrarlo. Un buen recorta y pega, unos añadidos por aquí y por allá y práctica solucionada. O sea, lo que ya se estaba fraguando en mi mente era plagiarme a mí misma, nadie me pillaría, aquél era un trabajo inédito, pasaría incluso cualquier programa de esos modernos que detectan plagios, ni siquiera necesitaba encontrar a un negro (ghost writer) que hiciera el trabajo por mí. Aquella situación tan rocambolesca en que me habían colocado me iba a ahorrar trabajo y tiempo.


Sin demora me puse a la tarea, the sooner the better (cuanto antes mejor). Lo he terminado un mes antes de la fecha tope de entrega. Han salido 20 folios. Sed breves, había dicho ella, supongo que para ahorrarse tiempo en la lectura.

Ahora solo me queda encontrar a alguien que tenga buena letra, por si cuenta para la nota, y se preste a escribir a mano, con boli azul, lo que yo he escrito claramente en el ordenador. Un buen acuerdo que satisfaga a ambas partes y asunto terminado.


Me pregunto cuál es el nombre que recibe la persona que copia a mano lo que alguien ha plagiado de sí mismo. Al ser un asunto tan novedoso no creo que exista el término, se necesitaría acuñar uno nuevo; se me ocurre que en inglés podría ser algo así como ghost cheater. Difícil traducirlo al castellano. Mejor que lo traduzca el mismo Equipo Docente de donde ha partido la idea, al fin y al cabo para eso sirve la universidad para investigar, innovar y dar solución a los problemas que la sociedad demanda.



lunes, 8 de marzo de 2010

If I were a man... I wouldn´t have a Day.



I know when they ask: -Are you going away again? And they make me feel guilty.

I know when they say: -Have you got a family? And they are surprised to discover that I do have one.
I know because my maternal instinct does not overshadow the paternal one.
Because I can´t stand the saying There´s only one mother. What about fathers?
Because I am so selfish that I fight to have a life and a family at the same time.
Because one plus one sometimes means one on top of the other.

That is why I know I should have been a man.


(Aquí decía: Para Luis Antonio: a ver cómo sales de ésta)


Translation:

Lo sé cuando preguntan: -Otra vez te vas? Y me hacen sentir culpable.

Lo sé cuando dicen: -¿Pero tú tienes familia?, y se sorprenden de que la tenga.
Lo sé porque mi instinto maternal no eclipsa el paternal.
Porque no me gusta el madre no hay más que una. ¿Y padres?
Porque soy egoista y quiero vida y familia.
Porque uno y uno no siempre da igual a dos sino a uno más otro.

Por eso sé que debería haber sido un hombre.

(Por hacer la traducción he perdido la foto)




sábado, 27 de febrero de 2010

El Serafín de Marta


Aprendí Serafín de oirlo, ya adulta, por eso mi versión no es nada fidedigna. Incluso he aportado mi propio granito de arena en desvirtuar aún más el texto original al introducir elementos de mi propia cosecha cuando aquello no cuadraba.

Curiosa, lo busqué en Internet presuponiendo que no lo encontraría. Me equivoqué, Serafín existe en la red y, efectivamente, las versiones que he encontrado distan de la mía. Pensándolo bien no es raro que exista, no he conocido niño/a que no se haya quedado mirando con los ojos como platos a quien recita Serafín.

El Serafín que conoce Marta, esa pequeña de cara redonda y ojos negros inmensos que acaba de cumplir dos años, es más breve y es solo suyo, ya no hay cambios que valgan. Dice así:

Tuve yo una vez un gato,¡más monín!,
con el rabo así de largo,
se llamaba Serafín.

¿De qué os reís?
si es un nombre muy bonito
y está inventado por mí.
Se enroscaba en un sillón
y parecía un almohadón.

Un día llegó a casa
una amiga de mamá,
tan cortíiiiisima de vista
que no veía ni hasta acá.
Era gorda, gooooorda, goooorrrda, gooooorda,
y en el sillón de mi gato,
allí se dejó caer.

¡Pobrecito Serafín!
ya no le veré más
pues se quedó hecho una torta
por delante...y por detrás.

Mi intención al hacer esto es dejar constancia del Serafín de Marta. Me gusta. Además, como últimamente la veo poco, ya es hora de que la pequeña Marta rompa la secuencia teléfono- tía Nina (como dice ella)- Serafín.
Le paso el testigo a su madre, no sin antes recordarle la importancia de gesticular y entonar adecuadamente en los lugares correspondientes. Es fundamental que la niña no crea que se le está rezando el Padrenuestro.

A Martita le gusta el elefante de Barceló, esa es la razón de que tenga un elefante rosa, como yo. También usa el ordenata así que le dejo un regalito más. A ver si le gusta...

Click here, Marta

(No espero comentarios a Serafín, ¿eh?) Vale.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Corte de Mangas

La foto es de una Zara woman.


Siempre había pensado que El Corte Inglés trataba muy bien a sus clientes y eso era un lujo si se piensa en cualquier inconveniente que pueda surgir con las compras que realizas. Ahora empiezo a dudarlo.

Me gustan las camisas de chorreras y jaretas así que cuando vi aquella me encapriché. Me sentaba fenomenal, sin embargo cogí otra porque la que me había probado tenía una mancha de pintalabios. Quedó en el armario y allí había permanecido durante un tiempo, como un par de semanas.

Aquél día iba a un sitio especial y al ponérmela noté algo raro. Al mirarme en el espejo me di cuenta de que una manga era más larga que la otra. - ¡No me lo puedo creer!, pensé.


Cuando llegué a El Corte Inglés, me atendió una dependienta de maniquí, de unos sesenta años, rubia platino, con un pelo perfecto de peluquería con un estilo a lo Napoleón poco favorecedor, como diría una amiga, y labios rojo subido.

Le conté el problema y me miró incrédula, como se mira a quien aparece diciendo que le han vendido una camisa con mangas de diferentes largos. Sin mediar palabra cogió las dos mangas por los hombros y dijo:

-Mira, iguales.

-¿Me la pongo? contesté.

Sin replicar cogió de nuevo las mangas, en este caso desde la sisa, y volvió a repetir:

-Iguales.

-¿Quieres que me la ponga?, insistí.

A estas alturas me esforzaba por mantener la calma porque lo que se deducía de aquello era o bien que yo tenía un brazo más largo que otro y todas las camisas que me había comprado en mi vida tenían, casualmente, una manga más larga que otra y por eso me quedaban a la perfección, o bien se estaba quedando conmigo por todo lo alto. ¿Creerá que me voy a llevar la camisa de vuelta a casa tal cual? ¿qué consigue con este numerito? ¿pues no era que el cliente siempre tiene razón?, pensaba yo.

Como era una tela que se adaptaba al cuerpo y, por lo tanto, fácilmente manipulable, en esta ocasión fui yo quien cogió las dos mangas por los hombros y acercándolas hacia ella le dije:

-Mira, tres centímetros de diferencia, ¿me la pruebo ya?

Un buen corte de mangas para mí... y otro para ti, pensé.

lunes, 15 de febrero de 2010

Risa, sexo, relajación.



Abrí el buzón y allí estaba. Era una carta de la Fundación UNED, en su interior información sobre tres cursos. Escribo de memoria así que recuerdo que uno estaba relacionado con la sexualidad, un segundo con la risa, y el tercero, del que me había olvidado, con la relajación y el control emocional.
-
Interesante, pensé. ¿Será que se palpa el malestar en esas tres cuestiones en el ciudadano de a pie? ¿Será que en tiempos de crisis se disparan este tipo de problemas? ¿Será que resultan más atrayentes a la hora de venderse, precisamente por la crisis?
Ahora, con la información ante mí, leo que no se requiere titulación previa, van destinados a cualquier persona interesada y el precio de cada curso son 350 euros, pero si te matriculas de 2 te dan una beca de 100 euros y si te animas a los tres la beca asciende a 250 euros. Están en oferta. Todos a distancia salvo alguna sesión presencial.
Claro que por mucha oferta que hagan, la crisis es la crisis y habrá que elegir. En mi caso creo que dejaría en tercer lugar el que había olvidado, el relacionado con la relajación y el control emocional, ¿pues la risa y el sexo no relajan?

Lo anterior me ha traído a la mente aquella ocasión en que me matriculé en un curso de oratoria, a distancia. La voz es mi herramienta de trabajo y desde hace unos años no hay invierno que pase sin que la pierda por completo. Me animó el hecho de que la parte teórica incluía, entre otras cosas, estrategias para proyectar la voz sin forzarla. La parte práctica consistía en grabaciones que se enviaban al profesor tutor para su valoración.
Una de las prácticas consistía en comparar la claridad y mejora que se producía en la lectura de un texto antes y después de realizar determinado ejercicio. Éste consistía en la lectura de un párrafo al azar como línea base; posteriormente se introducía en la boca determinado peso –creo recordar que eran un par de bolas- y se leía de nuevo el párrafo con ellas dentro (yo sustituí las bolas por unas monedas que envolví en un plástico fino). Esta parte no había que grabarla, afortunadamente. Cuando, finalmente, sin peso en la boca, se procedía a una tercera lectura se observaba mayor claridad en la pronunciación porque el efecto del esfuerzo previo se había traducido en una mayor vocalización.

Advierto que es conveniente esconderse cuando se procede a la lectura con bolas o monedas, o como mínimo avisar. Explicaciones aclaratorias como que se trata de un curso ante preguntas simples como ¿qué haces? y similares puede que no sean ni medio comprendidas, aunque se hayan pronunciado y vocalizado correctamente sin las bolas en la boca.

La advertencia la haré también en inglés para los alumnos aventajados y los que traen cuaderno:

I must say that you´d better hide yourself when reading with the balls or coins inside your mouth or, at least, warn the people around. Explanations trying to make it clear that you are taking a course when you are asked simple questions like “what are you doing? may not be easily understood even when they are pronounced and vocalized correctly without using the balls/coins.

Más información sobre los cursos se puede encontrar en:

Sexualidad positiva: www.sexualidadpositiva.org/asmo
La risa y el humor para prevenir el estrés: www.jajajaja.es
Relajación y control emocional: Biofeedback. www.ansioteps.com

(Que conste que no me pagan por promocionarles ni ninguna historia rara de esas)

lunes, 11 de enero de 2010

Publicans

Bares, fiestas y alcohol han hecho que me brinde a ofrecer una aportación más al asunto espiritoso.


Inglaterra, agosto de 2009.

Era un pub agradable, como la mayoría, y justo aquel día nos habíamos sentado al lado de una pared donde colgaba un cuadro que lo único que contenía era un listado con nombres. Lo iniciaba la palabra Publicans y nos picó la curiosidad. Pensamos que podría ser un intento de recordar a personas conocidas en su paso por allí. Aquel pub había sido frecuentado por un famoso poeta así que lo primero que hicimos fue buscar su nombre. No estaba, el resto de nombres tampoco nos decía nada.Teníamos que hacer un pequeño trabajo y aquello significó la pista sobre qué hacerlo.


Aquella tarde pedimos nuestra media pinta y preguntamos por el dueño del pub. Se sorprendió mucho al ver que tres mujeres requerían su presencia. Le recuerdo allí, detrás de la barra, todo amabilidad, agarrado a una pinta de cerveza que se había servido justo antes de acercarse a nosotras. Nos contó que él era el publican, o sea, el dueño del pub y que ese listado contenía todas las personas que habían regentado el pub desde sus orígenes. Nos aclaró que the publican es la persona que posee la licencia para vender bebidas alcohólicas en un pub. Unas diminutas gotas de sudor asomaban en su frente cuando se disculpó por tener que ausentarse y nos remitió a Barry, el cocinero, que estaba con dos amigos, también en la barra, no muy lejos de nosotras.


Sentadas a una mesa con Barry, que disfrutaba de su día libre, continuamos con las preguntas de nuestro cuestionario.

Para conseguir la licencia es requisito ser miembro del B.I.I. (British Institute of Innkeepers), realizar un curso, parece ser que fácil de aprobar, y pagar determinada cantidad de dinero (no sabía cuánto).

No existe un horario fijo de apertura y cierre del pub, cada propietario elige el que quiere, ahora bien la hora de cierre debe ser acordada por escrito con la autoridad correspondiente. Al decidir esta última el propietario debe tener en cuenta que se hace responsable del comportamiento de sus clientes; cualquier altercado que pudiera producirse en las inmediaciones de su local o simplemente un exceso de ruido podría costarle la licencia.


A continuación pedimos a Barry que nos hablara sobre los diferentes tipos de cervezas y aluciné con lo bien organizado que tenía todo en la cabeza. Me perdía tomando notas (todo hay que decirlo, yo era la única que las tomaba) así que pasé a Barry mis hojas para que escribiera él mismo con el fin de evitar errores. Los apuntes que ahora mismo tengo ante mí son una mezcla de nuestras respectivas letras con flechas que suben y bajan en un intento de aclarar las dudas que surgían. Escribió una clasificación de las cervezas más populares y su graduación atendiendo a la temperatura a la que se toman.


Warm (temperatura ambiente)


Real Ales (bitters)


Summer Lightning 5.0%

London Pride 4.1%

Youngs 3.7%

Timothy Taylor 4.3%

Doom Bar 4.0%

Harveys 4.0%


De éstas, la Summer, la Timothy y la Doom eran en ese momento “Guest Ales” es decir, aquellas que tenían de forma temporal.


Cool (frías)


Lagers


Peroni 5.2%

Carlsberg 4.0%

Fosters 4.0%

Kronenburg 5.0%

Addlestones 5.2%


Cider


Strongbow 4.5%

Addlestones 5.2%


Guinness 4.2%


John Smiths Bitter (creamy) 4.0%


Algo más de Barry:


La mild no se demanda mucho hoy en día.

Las mujeres prefieren lagers, los hombres cualquier cosa.


Esto es tan sólo una pequeña parte de toda la información que Barry nos dio, le doy las gracias por su paciencia y amabilidad aunque probablemente nunca leerá esto. Va por ti, Es ropit, y por tu amistad.

Pensaba haber escrito el texto en inglés pero no he querido ser una snob gorgorito (es broma, ocasiones habrá).


martes, 5 de enero de 2010

Profesora Palotes



¿Cómo suena? Me intriga sobremanera el hecho de encontrar diferencias en el tratamiento que se da a algunas profesiones. Sorprendería que un padre o madre en un centro escolar preguntara por la Profesora Palotes. Probablemente preguntaría por la tutora, por la profesora de + materia, o directamente por Angie Palotes. Ni siquiera en el caso de que esa persona fuera doctor/a recibiría ese reconocimiento al hacer referencia a ella en un centro de primaria o secundaria. En el caso de la universidad, sin embargo, sí existen diferencias cualitativas en el tratamiento: profesor/doctor.

Si nos centramos en como define doctor el diccionario de la R.A.E. encontramos lo siguiente:

1. m. y f. Persona que ha recibido el último y preeminente grado académico que confiere una universidad u otro establecimiento autorizado para ello.

2. m. y f. Persona que enseña una ciencia o arte.

3. m. y f. Título que da la Iglesia con particularidad a algunos santos que con mayor profundidad de doctrina defendieron la religión o enseñaron lo perteneciente a ella.

4. m. y f. coloq. Médico, aunque no tenga el grado académico de doctor.

También recoge el diccionario doctor arquitecto y doctor ingeniero aunque parece que están más alejados del lenguaje coloquial por el menor grado de contacto directo de cualquier ciudadano con estos profesionales.
Vemos, por tanto, que determinadas profesiones, junto con la Iglesia (viene aquí a cuento aquello de doctores tiene la Iglesia), se incluyen dentro de una categoría especial que las diferencia del resto.

Así las cosas, encontramos extraño dirigirnos a una persona como Periodista Ramírez, Panadero López o Profesora Palotes (primaria y secundaria) pero resulta perfectamente natural Doctora Vázquez (profesora de universidad) o Doctor Mateo (médico, incluso sin ser doctor).

Es curioso también observar cómo la actividad del profesorado, con una tradición mayoritaria de mujeres es su haber, se denomina labor docente, que recuerda al famoso sus labores que define a aquellas mujeres que no realizan un trabajo remunerado y quedan al cuidado del hogar y los hijos.

¿Hasta qué punto el tratamiento que reciben las diferentes profesiones afecta a su valoración social?
¿Responde más la distinción a un intento de diferenciar clases en la estructura social?