viernes, 12 de agosto de 2011

Being touched


Yo no lo decidí, ellas mismas, al colocarse, encontraron su lugar dentro de un orden. Me gustan estas fotos. Me ha resultado difícil elegir solo unas cuantas. Las dos primeras me atraen mucho por el contraste de luz. Llevaba días mirando esa extensa explanada pero aquel día me quede pasmada. Sabía que el sol me dejaría, lo sabía, y me dejó: me llevé esa vista.


Este árbol no es nuevo, ya estaba en la foto anterior. Y ahí está, imponente, altivo, agarrado a la tierra y mirando al cielo, poderosamente tranquilo. A veces una imagen no vale más que mil palabras, ni mil palabras la explicarían porque ésta no es la imagen, tan sólo un retazo.

Mil cosas me han emocionado: el tamaño de los árboles, el color de las flores. Es difícil explicarlo.
Me perdía en el tamaño de los árboles, en el exultante y perfecto color de las flores. Me paraba, fotografiaba: verde, azul, rojo, amarillo, morado, ningún tono igual, todos llamativamente provocadores, atrayentes.

Y también fotografié otras cosas:

Una farola entre el mar y el cielo...

Agua, cielo y un árbol enclenque...

Patos.....

Patitos...


Me acabo de cargar una foto. Este ordenador me hace muchas faenas... Era solo agua.... sin patos.


Otro árbol...

Estos arbolitos que miro todos los días antes de entrar en clase...

Casitas....No, tan casitas....

Y un cerebro en el suelo. ¡Menuda cabeza! Bueno, menuda, precisamente, no.

Ya está.


14 comentarios:

  1. ¡¡Que bonitas, Angie¡¡ A mí también me gustan mucho los árboles. Todos. Tanto los especialmente extraños (por altos, por anchos, por forma de la copa), como los que "viven" en comunidad (alamedas, pinares muy tupidos, los inmensos bosques canadienses, por ejemplo...).
    Me impresiona tb el cerebro... me ha recordado a esos dedos enormes que surgen de la tierra que hay en el Juan Carlos I, supongo que lo conocerás....
    Lots of kisses, Angie

    ResponderEliminar
  2. Preciosas fotos. Me ha gustado que hayas captado el momento, el instante, y lo has eternizado...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, Novicia, me ha dado por los árboles, no sé si será bueno o malo. También por las flores. Culquier día de estos igual decoro una entrada con flores. Pero lo he dejado de momento, me quedaba atrás todo el tiempo y a mí me gusta ser de las primeras, que soy pequeña y si no no se me ve.

    Qué bien lo he "pasao" y qué pronto se me ha "acabao".

    Mañana me voy al pueblo, maleta otra vez.

    Kisses, my dear.

    Ah! Donde dije pato -el que está solo- es un cisne (eso me pasa por trasnochar)

    ResponderEliminar
  4. Está claro te gustan los paisajes románticos y crispados que parecen acuclillados y en muda súplica ante la magnificencia celestial que los acoge. Pasión hasta el desvarío. Bueno, si no es así, al menos lo parece.

    ResponderEliminar
  5. Miguel, la imagen es lo que nos queda del ayer. Algunas de ellas, un lujo poder contemplarlas de nuevo.

    Muchos besos, y disfruta lo que queda de vacaciones.

    Dr. Krapp, las dos primeras me recuerdan algunos de los cuadros de Van Gogh. Pero los patos.... qué dificil fue pillarlos, no sabes lo deprisa que iban.

    Todavía lo siento todo muy cercano, a flor de piel.

    ResponderEliminar
  6. No he podido comentar tu entrada desde el iPad porque no me ofrecía ningún perfil... Ahora ya en casa de BCN el problema está resuelto utilizando el PC. También me pasó lo mismo con el blog de Carlos Galéón. Sin embargo no tuve problemas con los demás. Misterios...

    Participo de tu afición por los árboles. De chaval siempre los estaba dibujando. Nunca me ha preocupado el significado que pueda entrañar dicho placer...

    Todas las fotos me gustan salvo la del cerebro...

    Se puede saber más o menos por dónde cae ese pueblo...¿Indiscreto?

    Besos, Angie

    ResponderEliminar
  7. Hello Luis Antonio. Te saludo en inglés porque todavía me dura lo del curso. Ese pueblecito está en la Sierra de Gredos, a unos cien kilómetros de Madrid. Ahora estoy en Madrid, he venido a hacer unas cosas pero me vuelvo a ir mañana. Allí estoy castigada sin Internet pero entretenida.

    Me he hecho con un ipad de esos que tienes tú y estoy tirando de ebook. Me estoy leyendo un libro que me comentaste un día, El tiempo entre costuras, de María Bueñas, profe de inglés. Tengo que andar lista con ese tema, el del ipad, porque me lo quitan; es que no es mío, así que en cuanto puedo lo escondo y luego voy yo detrás.

    A mi tampoco me gusta la foto del cerebro pero era curioso verlo ahí tirado en la calle, no conseguí averiguar quién lo había puesto allí.


    Goodbye, goodbye. Kisses, my dear.

    ResponderEliminar
  8. Perdón, quise decir María Dueñas.

    ResponderEliminar
  9. Ahora solo me falta que no sea María.

    ResponderEliminar
  10. Y, por cierto, los dos tamaños de letra del texto: caprichitos de Blogger.

    ResponderEliminar
  11. CAPLITCO ..for one thing.
    EMICSO , for another.
    SADCO..makes three and PITY LTD..you'r fucked.
    Movie ..
    " KANSAS KINGS" ..director..MICHAEL MANN.
    Helping AMI & MOB & RAP, DESTROY BRITISH MONARCHY.

    ResponderEliminar
  12. Me fascina la segunda foto (la del árbol).

    ResponderEliminar
  13. David C., me resulta difícil elegir entre la primera y la segunda. No sé, me sigo quedando con la primera. Gracias por pasar por aquí.

    Me he acercado a tu blog y he leído parte de tu entrada pero no me ha dado tiempo a terminar, tenía que marcharme. Me ha parecido una historia interesante. Volveré a terminarla en cuanto pueda.

    ResponderEliminar